Actualmente, enfrentamos un gran desafío contra los residuos que se siguen acumulando en el planeta. Se han desarrollado ideas para disminuir la cantidad y el impacto generado por artículos de plástico desechados. Algunas de las opciones que se han comenzado a llevar a cabo es modificar los procesos y patrones de consumo, reutilizar, reciclar, entre otras.

El reciclaje es nuestro mayor aliado contra la acumulación de plásticos

Es difícil sustituir algunos polímeros por sus características ,el reciclaje nos permite disminuir el procesar nuevas materias primas, agotamiento de recursos naturales y no aumentar las toneladas de residuos.

EVONIK dentro de su amplio catálogo de productos, cuenta con aditivos que ayudan durante el proceso de reciclaje de los artículos plásticos.

En el mundo se producen alrededor de 350 millones de toneladas anuales, de las cuales solo México participa con aproximadamente mil toneladas. Los principales polímeros que se fabrican son: PE, PP, PET, PVC, plásticos de ingeniería, entre otros, y los sectores que intervienen más en esta industria son envases y empaques, artículos de consumo, construcción y automotriz.

Es importante reutilizar los productos plásticos; se realizan distintas clasificaciones para poder realizar el proceso de reciclaje adecuado.

Dependiendo el origen de los residuos, se pueden clasifican de la siguiente manera: 

Post industriales o pre consumo: Los cuales se generan en las industrias, ya sea en procesos de producción o derivados de etapa de envase y empaquetamiento

Post consumo: Son los que desecha el usuario después de utilizarlo.

Otra forma también es con base a los productos generados a partir de los materiales reciclados, estos son downcycling que son productos de menor valor agregado o productos de mayor valor agregado que se denominan upcycling.

Existen distintos procesos de reciclaje que son: primario o re-extrusión, secundario o mecánico, terciario o químico y cuaternario o valorización energética. El día de hoy hablaremos acerca del secundario o mecánico.

 

Se deben realizar procesos de reciclaje adecuados

Este proceso se puede realizar a partir de los residuos post industriales o post consumo, que mediante tratamientos son transformados nuevamente a pellets o algún otro producto, como perfiles o madera plástica, en este proceso no se modifica la estructura química del polímero. Las etapas de este proceso son:

Recolección en las industrias o basureros de productos plásticos.

Clasificación: Para el proceso de reciclaje de los pasos más importantes es la separación de los diferentes artículos, algunas de las formas más utilizadas son: Manualmente, con la cual contamos con un código de separación que indica el tipo de resina que se utilizó para la fabricación del producto y podamos encontrar regularmente en la base. Por densidad, cada polímero presenta diferente densidad y al colocarlos en un tanque con agua dependiendo si flotan o no, en este método se debe de considerar; cargas, pigmentos, porosidad, entre otros factores que pueden afectar.

Compactado.

Triturado. Las piezas se reducen a pequeños trozos, con este se logra que el lavado y secado se facilite.

Lavado. Se remueven los contaminantes del plástico; como tierra, residuos de alimentos o bebidas, adhesivos, de etiqueta, etc. En esta etapa se realiza un lavado alcalino usualmente se utiliza sales alcalinas, agentes humectantes, secuestrantes y surfactantes, disuelven la suciedad, aceites y el adhesivo de las etiquetas. El siguiente paso es la separación, que se lleva a cabo en un tanque con agua y dependiendo la densidad de los materiales se hundirán o flotarán, en esta parte se trata de evitar la formación de espuma.

EVONIK cuenta con antiespumantes que ayudan a disminuir la formación de espuma durante el proceso de separación en el lavado. Agentes humectantes como el TEGOPREN 5840 que forman una emulsión evitando que lo rede posición de los contaminantes. También contamos con producto que ayudan a eliminar las tintas, des etiquetado y desmetalizado para obtener mejores resultados durante el proceso de transformación de los productos reciclados.

Secado. Pasa a la centrifugas en el cual se elimina el agua y puede ayudar a eliminar impurezas que se hayan quedado en el plástico.

Paletizado. Se moldea nuevamente el plástico a altas temperaturas para que de esta manera se vuelva a utilizar.

Con ayuda de la química se agilizan estos procesos de reciclaje